10 años promoviendo el buentrato

El año 2017 fue de celebración, ya que cumplimos 10 años promoviendo el Buentrato. Villa María fue el primer lugar de Argentina donde se implementó la propuesta de «Un trato x el buentrato», y desde el centro del país hemos compartido y contagiado por diferentes lugares de Argentina las capacitaciones y campaña.  Agradecemos a los amigos de CLAVES, JPC de Uruguay, por su gentileza en compartir su idea y  camino transitado.  

10 años promoviendo el Buentrato

En el año 2007, el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba informó que  el mayor índice de muertes, de niños/as de 3 meses a 4 años, era por causas evitables y entre las que prevalecían el maltrato y el abuso sexual de estos niños y niñas. Esta noticia nos llenó de espanto y lo triste  es que estas cifras, en la actualidad,  no se han modificado sustancialmente. Es una realidad demasiado dolorosa y difícil de asumir, pero ni la sociedad,  ni el estado pueden mirar para otro lado, porque el maltrato infantil es una realidad que nos concierne a todos y  tenemos la obligación de comprometernos. Así, un ...

Capacitación Pasa Por Tí

“Pasa por Ti”, capacitación que se desarrollará los días 8 y 9 de abril en el predio de Campamentos «El Yuyal«, Villa María, Córdoba, Argentina. La misma tiene por objetivo trabajar el material que lleva el mismo nombre elaborado por el equipo pedagógico del Programa CLAVES. Es un manual para que facilitadores puedan realizar talleres con madres, padres o cuidadores que están en contacto cotidiano con niños, niñas y adolescentes. Busca promover en los adultos capacidades de protección frente al maltrato y de compromiso con el buentrato hacia la infancia y adolescencia. Incluye además, para organizaciones educativas basadas en la fe, una serie de reflexiones participativas, con notas sobre texto bíblicos, ...

Castigados por sus dolores

Se pretende reabrir el debate de la baja de la edad de la imputabilidad. La idea es acusar, encerrar y castigar, para que “reflexionen” porque “ellos son los que tienen que cambiar”. ¿Ellos son los que tienen que cambiar? Nos olvidamos además que esos niños y adolescentes ya son acusados por quienes no dejan de mirarlos con desconfianza, no estiman un segundo en echarle la culpa de todos los males; son encerrados o delimitados a ciertos barrios, espacios y escuelas; son castigados por el sistema hostil, por personas que los maltratan, los miran con prejuicio, con odio y muchas veces son muertos por la violencia, las drogas y el hambre. ...